SINGLES



Cada vez son m√°s las personas que se atreven a viajar solas, dejando atr√°s los reparos y las barreras a la hora de hacerlo. Y es que, para bien o para mal, quien manda en tu viaje eres t√ļ: decides las fechas, el tiempo de estancia, el destino, el presupuesto... 

El ser humano es nómada por naturaleza, por lo que la necesidad de viajar es predominante en nosotros. Y aunque cada persona tenga sus intereses propios, sus inquietudes, sus limitaciones y sus gustos, esto permite conocer todo tipo de lugares, además de gente nueva y diferente. Por ello, viajar solo se ha convertido en la esencia misma del viaje.

Son muchas las personas que una vez se han animado a realizar viajes para singles y acaban repitiendo, pues se viven experiencias √ļnicas que si fueras acompa√Īado no se podr√≠an vivir. Aunque estas escapadas ofrecen momentos de aislamiento tambi√©n proporcionan la seguridad que da un grupo. T√ļ decidir√°s en todo momento lo que te apetece hacer, si quieres visitar algo o no, si prefieres comer solo o en compa√Ī√≠a, pero siempre estar√° la opci√≥n de estar con el resto de viajeros. Los viajes en grupo para singles no tienen necesariamente el prop√≥sito de emparejar personas, se trata simplemente de viajar y a la vez tener posibilidad de conocer otras personas con las que entramar amistad y pasar unas jornadas divertidas. 

Al fin y al cabo, no se trata de la compa√Ī√≠a en s√≠, sino de saber aprovechar al m√°ximo tu estancia, de atreverte a probar cosas nuevas, de dejar los miedos y las inseguridades a un lado, de soltarte con el idioma, de conocer gente aleatoria en un bar, y terminar el viaje sinti√©ndote realizado, sintiendo que ha merecido la pena haberte lanzado solo al abismo de viajar solo, pero sobre todo, mejorar como persona y utilizar lo aprendido como herramientas para crecer personalmente.

¡Deja de lado las excusas y anímate a salir solo, no sabes lo que puedes encontrar!

Formulario de contacto

10+7 =