ESPAÑA


ESPAÑA VIBRANTE

España tiene ese no se qué, ese algo que te cosquillea el cuerpo por dentro tan solo de pensar en ella. Es un lugar vibrante y lleno de vida que contagia energía y ganas de salir a la calle a gritar, saltar y bailar. Esa es nuestra cultura, la de salir, aprovechar cada rayo de sol, cada instante que nos regale  la ciudad, pasear de madruga, comer a las 5 de la tarde, ir de bares hasta que amanezca… Un país rico en todo, en gastronomía, clima, arquitectura, cultura, fiestas, siestas, arte y espectáculos.

Los destinos, al igual que las experiencias que puedes vivir en ellos, son prácticamente innumerables.


Noroeste y Norte 

En Galicia tiene lugar el épico y espectacular final del Camino de Santiago de Compostela. Los edificios de granito que revisten la ciudad rodean la imponente catedral que acoge la tumba de Santiago, y alzada en medio de la ciudad fue construida a lo largo de varios siglos, convirtiéndose en el imán para todos los visitantes.

Cabos rocosos, rías, pueblecitos pesqueros, estrechas calas, bahías abiertas y playas de arena caracterizan el litoral gallego de las ciudades costeras de A Coruña, Fisterra o Vigo por ejemplo. 

Vigo es una mezcla entre una refinada ciudad histórica y un rudo puerto industrial, donde en el casco antiguo se halla la Praza da Constitución, Rúa dos Cesteiros con lindas tiendas de cestería, la Igrexa de Santa María construida en 1816 y el Museo de Arte Contemporánea de Vigo.


Asturias

Con sus elegantes parques y concurridas calles comerciales, en el casco antiguo de la capital asturiana (Oviedo) destaca la catedral de San Salvador, el Museo Arqueológico de Asturias con didácticas exposiciones y el Museo de Bellas Artes de Asturias con magníficas colecciones de Goya, Picasso...


Cantabria Infinita

La naturaleza de Cantabria dibuja un gran lienzo de bonitas playas y mares tempestuosos, mientras que los valles del interior se ven salpicados por pueblos y aldeas y apariencia tranquila. También fue el lugar donde la humanidad comenzó a experimentar con el arte y que a día de hoy se conserva desde hace miles de años.

El Palacio de la Magdalena es la edificación más famosa e importante de Santander, con sus 2 km de parque alrededor es ideal para pasear con niños, para admirar las focas y los pingüinos y para recorrer la península en el trenecito.

Puente Viesgo, un pequeño pueblo situado a los pies del monte Castillo, es famoso por su chocolate con churros, su balneario y las cavidades de El Castillo, con sus 275 pinturas y grabados de ciervos, bisontes, caballos, cabras, manos, mamuts..., y Las Monedas, con su increíble laberinto de estalactitas y estalagmitas.

Y Ramales de la Victoria, un pueblecito de la comarca del Alto Asón, se ve envuelto por las imponentes montañas del valle en el que se encuentra y rodeado por la cueva de Cullalvera y la de Covalanas.

País Vasco 

Navarra, la comunidad que recoge a miles de personas cada año para vivir el riesgo y la emoción de sus populares encierros de San Fermín. Pamplona es internacionalmente famosa por su juerga sin fin, sin embargo, durante el resto del año es una ciudad tranquila y discreta cuyo origen se remonta a los romanos.

Otro de sus principales atractivos son los mosaicos de la época, recogidos en el Museo de Navarra, y la fachada neoclásica de la catedral de estilo gótico tardío, cuya entrada te permite subir al campanario, acceder al claustro, un museo de tesoros religiosos, una casa de la época y la sala de vírgenes.


La Rioja es la tierra de algunos de los mejores vinos de España, catas, visitas a bodegas y museos dedicados a esta delicia de uvas fermentadas.

Aunque pequeña, Logroño posee una de las mayores selecciones de bares de tapas y  ofrece una experiencia vinícola de 3h en la que se visitan un viñedo y una bodega, donde los participantes podrán elaborar su propio vino.

La fama de Haro se debe al mundo del vino, pero no es la única razón por la que visitar esta ciudad. Su vitalidad y casco antiguo atraen a la gente a callejear por sus bares y tiendas de vinos, sin olvidarnos de las bodegas que posee a sus alrededores como Bodegas Muga, que organiza visitas guiadas y catas a diario.

El atractivo turístico de Nájera se debe en gran parte a que la ciudad está situada en el Camino de Santiago y a su monasterio gótico de Santa María la Real, cuyo claustro de frágil aspecto es de principios del siglo XVI.


Centro

Madrid es la ciudad del alboroto y las calles repletas concentra uno de sus mayores atractivos en torno al arte con el Museo del Prado y el Centro de Arte Reina Sofía. Pasar el día entre cuadros de Goya, Velázquez y El Greco sabe mejor si viene seguido de un paseo por el parque del Retiro, una buena cena y unas copas en la famosa noche madrileña.

Malasaña, Chueca y Huertas son algunos de los barrios más conocidos de Madrid y con mayor variedad de tabernas, que junto con La Latina, hacen brillar a la comunidad con luz propia.


En Castilla y León, de Segovia a Soria la energía positiva recorre sus calles acogida por la sombra de grandes catedrales y animadas y majestuosas plazas. Mientras que en el campo, los paisajes de sus prados y pueblos llenan  las postales de los quioscos.

Considerada Patrimonio Mundial por la Unesco, Segovia es una confluencia impresionante de hermosas ciudades extendidas a lo largo de la cresta de una montaña y centros históricos como el acueducto romano (un alcázar que se dice inspiró a Walt Disney), la catedral románica o la iglesia de San Martín.

Burgos es el ejemplo de otra ciudad considerada Patrimonio Mundial por la Unesco. Aunque dominada por su imponente catedral gótica, donde descansa el Cid, los alrededores de la ciudad ofrecen monasterios dignos de visitar como la cartuja de Miraflores y el de las Huelgas.


En Castilla-La-Mancha, 


Extremadura es uno de los rincones más olvidados del país y de los menos conocidos también. Una tierra donde las historias de antiguas civilizaciones, incalculables riquezas medievales y la época dorada de los conquistadores están grabadas en piedra.

El teatro romano de Mérida acoge cada verano el fascinante Festival de Teatro Clásico, el puente romano de la ciudad de 60 arcos se erige sobre el Guadiana y por la alcazaba han pasado cada uno de los antiguos ocupantes de la ciudad (romanos, visigodos y musulmanes). Cada conjunto de piedras conforma un pedacito de la historia de la antigua Emerita Ausgusta, nombre que recibió cuando era capital de la provincia romana de Lusitania.


Sur

Andalucía

Ceuta

Melilla


Nordeste y Este

Aragón

En Cataluña, Girona es la ciudad más grande, una piña de antiguas casas porticadas, grandes iglesias y empinadas calles empedradas. Rodeada por murallas defensivas y encerradas por el río Onyar. El Museo de Historia de Jueus de Girona muestra la herencia judía local  y cerca se encuentra la impresionante catedral de 800 años de antigüedad.

Barcelona, la capital con más estilo de España, acapara tesoros históricos y arquitecturas sorprendentes y originales como la Sagrada Familia, Casa Milá... todo diseñado de la mano de Antonio Gaudí. Repleto de plazas y callejuelas adoquinadas resaltan las antiguas tiendas, las imponentes iglesias y los bares y restaurantes que empiezan con el característico Barrio Gótico.

Lleida es el monumento histórico de Cataluña, con su impresionante iglesia-fortaleza corona el centro urbano con una de las más espectaculares vistas de la ciudad. Seu Vella, así denominada la vieja catedral, posee precioso claustros y ventanales adornados al estilo gótico; y junto con el Museo de Arte Jaume Morera complementa la visita obligada a Lleida con su imponente colección de arte catán centrado sobre todo en las esculturas surrealistas de Leandre Cristòfol.


Comunidad Valenciana

Murcia es olvidada por la mayoría de turistas y considerada pueblerina, pero esta tranquila capital ofrece su lugar más atractivo con el Real Casino de Murcia inaugurado en 1847, su bella catedral de Santa María, el jardín Floridablancay el Murcia Parque.



Islas Baleares


Islas Canarias




Formulario de contacto

10+5 =